fbpx

Jacky Bosic “Fundadora y Directora”

email: jbosic@institutomentesconscientes.com

MI HISTORIA

Mi Nombre es Jacky Bosic y soy la creadora y la directora del Instituto Mentes Conscientes. No es muy fácil describirse a uno mismo y por ello he decidido contar mi historia. Lo escribo sin tanta poesía, quizás, porque quiero asegurarme de que se entiende y no me enzarzo en las ramas y me dejo llevar por las palabras sin tener en cuenta lo que siento.

Deseo escribir esto para que todos puedan ver que es necesario soltar dolor y deseo demostrarme que la niña perdida y humillada podía hacer cosas fantásticas. Encontrar, ver, oír y sentir el verdadero o mejor dicho mi verdadero camino.

Después de vivir casi 40 años dormida, he tenido la gran suerte de empezar a ver el mundo, a mí misma y a mí alrededor con otros ojos. Ha sido un camino largo de cambiar mis hábitos y mis creencias. He trabajado duro y mucho con mi interior para poder expresarlo al exterior. Al principio quería cambiar el mundo pero me di cuenta que no era el mundo el que debía cambiar sino yo. Es más, ni siquiera debía cambiar yo, tan sólo tenía que quitarme el disfraz y dejar de pelear y demostrar para sólo sentir y existir. El mundo no nos debe nada, somos siempre nosotros que nos lo debemos a nosotros mismos porque no sabemos amarnos.

Mi vida ha sido un fracaso en todas las materias y lo que atraía han sido solo engaños o malos tratos. Para mí todo era normal ya que no conocía otra clase de vida y encima ni mi propia familia no me apoyaba. Se dice que cada alma escoge su vida terrenal y yo escogí a ellos para crecer y aprender. Pues bueno, hoy lo entendí, lo acepte y perdone por donde no había nada de perdonar. Ha sido mi elección y eso ha hecho que la tormenta en mi cabeza se tranquilizó para que pueda salir el sol.

En el camino de mi transformación, me di cuenta de que no recordaba si había tenido buenos momentos en mi niñez y no os hablo de mí vida siendo adulta. Me di cuenta que siempre buscaba el amor en cosas materiales o en otras personas, esperando que ellos me pudieran salvar. Vaya creencia que me acompaño tantos años.

Mientras soltaba mis mochilas de emociones, mostraba al mundo de lo que era capaz, empecé a tropezar más que nunca y a darme cuenta de que cada tropiezo era magia. Me convertí en experta de mis miedos, en comadrona de estupideces y en el más hábil testimonio de un ser humano que se resiste a ceder, a aceptar, a dejarse tocar por la vida y soltar en control.

Sin ti no hay sueños. Sin amarte no hay nada. No eres menos que nadie. No te encierres cuando no lo soportes, sal y muestra lo que escondes. Eso aprendí yo. Cuando empecé el trabajo personal conmigo misma me di cuenta de que deseaba estudiar las técnicas para liberar las emociones. Aunque primero tenía que liberar mi mente para poder llenarlo con nueva información. En realidad todo esto es un juego. Hay que salir dispuesto a perder para ganar.

Empecé con un curso básico de BioNeuroEmocion®, seguía con Psicosomática y Programación Neurolingüística, Tapping, Numerología, Hipnosis Ericksoniana y luego especialista en Hipnosis clínica/reparadora y regresiones con Aurelio Mejia. Me di cuenta que no podía parar y seguía estudiando como facilitadora de Constelaciones familiares y parejas así como los registros Akashicos incluso me saque el Diplomado en BioNeuroEmocion®. Me di cuenta de que si entro más profundo en mis emociones ocultas, mi mente, cuerpo y alma bailaban en el mismo tacto. Si más estudiaba y soltaba sabía que “No sé nada”. Lo que escribo y cuento es fruto de lo que he sentido y me he encontrado por el camino. Cuando te enfrentas a situaciones duras en la vida, los cursos, los Máster de inteligencia emocional y las lecciones sobre Coaching no te salvan. Te recuerdan lo poco que sabes todavía y lo mucho que te falta para aprender.

Entendí que puedo aprender algo de cualquier persona y así doy gracias a cualquiera que tenga contacto conmigo. Lo que pienso lo digo e incluso agradezco cualquier encuentro que yo decido vivirlo. Esta soy yo. Como tú, como todos. Vamos a tientas e intentamos descubrir con qué tropezamos. Cuando creemos encontrar el final, es el principio. Cuan adivinamos la respuesta, nos cambian la pregunta. Cuando nos sentimos satisfechos y nos creemos por encima, un  golpe de humildad nos pone en nuestro sitio. Que juego más bonito, ¿verdad?

En mi vida ya hice un Postgrado en golpearse contra el muro y ser incapaz de ver y ceder, en perder la razón aferrándose a la razón. Master en caer y levantarse, en andar en círculo y tropezar, en creerse que ya he llegado al final y darse cuenta de que estoy al principio. Esta soy yo. Sin Maestría en nada… Aprendiz de todo… Aquí me tienes, aprendiendo a vivir siempre. Lo que yo puedo hace, tú también estas capaz de hacerlo. Cree en ti y trabaja contigo mismo. Créeme, vale la pena.

User registration

Reset Password